jueves, 20 de noviembre de 2008

Sábana y desvelos

Escuchó que sus pasos se acercaban a la puerta. Cerró los ojos. La sábana le descubría parte de su pierna y se hamacó lentamente en un intento por cubrir su cuerpo. Los ojos le temblaron: no había signos de sueño bajo esos párpados y la luz del velador –creía ella- se lanzaba directa a la finísima ranura que distingue el gesto de quien duerme y de quien no.

Sintió la sábana levantarse al otro lado de la cama y esbozó un quejido.

- ¿Dormís?

- Mmm…

- ¿Dormís en serio?

- Mmm, ¿qué pasa, Juan?

- Que quiero hacerte el amor.

- Ay, pero no me ves que estoy durmiendo ya.

-

- Vení, abrazame y descansemos. Dale, no empieces otra vez.

La habitación quedó completamente oscura. Laura se acostó boca arriba y con su brazo izquierdo tomó a Juan por el cuello y lo llevó sobre sí. Él dejó caer su cabeza pesada en el pecho de Laura y, a los pocos minutos, su boca liberó la contracción de las mandíbulas, sus piernas se descargaron y su cuello y muñecas perdieron por fin su rigidez.

Laura sintió latir su clítoris. Entrecruzó sus piernas y escondió los pezones endurecidos bajo las sábanas. Intentó apagar la excitación pero el sólo sonido de su respiración agitada le subió el calor del cuerpo. Ablandó las piernas, entornó los ojos y despegó los labios. Buscó saliva en sus cachetes, bajo su lengua, saboreó la acidez de la noche y cuando su boca estuvo llena de humedad, se deslizó entre las sábanas rozándose contra el colchón, bajó los calzones de Juan con sus dos manos y, sin caricias, se metió el miembro flácido en la boca.

Primero lo mojó entero y después llenó con su lengua el agujero de su virilidad, lo besó despacio, dándole pequeños mordiscos con sus labios espesos; escondida bajo la sábana, luciendo la forma de su cola parada en movimiento, consiguió la erección de Juan, que empezó a gemir.

Siguió empapándolo de saliva, agarrándolo con las dos manos, sacudiendo su cuerpo entero. Juan estaba extasiado. Sacaba la lengua como buscando una mujer en el aire, apretaba las sábanas y con sus talones apoyados en el colchón tomaba impulso para levantar la mitad de su cuerpo y bajar, levantarse y bajar, levantarse y bajar. Con destreza la primera vez, con fuerza la segunda y con brutalidad después.

Juan metió las manos debajo de las sábanas. Tomó a Laura por el pelo, la corrió de un tirón y se apretó a sí mismo con todos sus dedos, sacudiéndose como a un joystick, gritando frases ininteligibles.

Laura corrió la sábana que la cubría y vio el cuerpo desnudo de Juan excitado, masturbándose ferozmente. Sintió asco. Lo despreció con la mirada, pero él prefirió burlarse de su mujer, e imitó con su lengua el movimiento de una víbora en el aire.

- Qué mierda estás haciendo

Pero Juan no contestó.

- Juan, qué estás haciendo. Te vas a lastimar.

Él, con el cuello abarrotado, aplastado contra la almohada, gemía frases incoherentes.

- Juan, te pido por favor, me estás asustando.

- Cogeme, cogeme, nena.

- No, me da miedo, Juan.

- Cogeme, puta, subite acá y seguí cogiendome así.

- Juan…

- Dale, movete así, así, más fuerte.

- Juan…

- Dale, puta, dale…

- Juan, por Dios…

- Ah, ah, ah.

- Tengo mucho miedo, qué es lo que estás haciendo.

- Nada que no hayas querido que haga cuando te la metiste adentro de tu boca pastosa.

- No entiendo de qué me estás hablando, Juan.

- Te voy a llenar de leche la espalda, dame ese culo, nena, que te lleno toda.

- Basta, Juan, ya basta.

- Ah ah ah…

- Juan, la puta madre que te parió: despertate de una vez.

El grito de Laura por fin lo calló. Juan abrió los ojos y la miró llorar. Ella pensó en la pena que él iba a sentir cuando se enterase de lo que había pasado.

- Juan, lo que hiciste fue horrible.

Él no dijo nada y ella esperó el abrazo, que sintiera culpa. Pero Juan simplemente le dijo:

- Dormís todas las noches conmigo y todas las noches, desde hace meses, ignorás que soy un hombre -La miró con desprecio, apoyó el peso de su cuerpo sobre su hombro izquierdo, cerró los ojos y se durmió.

13 comentarios:

petit dijo...

me erizó la piel.

hay un lugar
en el que somos
tan diferente

y es en ése lugar
donde más nos lastimamos
pero es mutuo.

un amigo soltó cual gurú..

"para que un hombre te escuche,
lo tenés que tener recogido,
solo así tendrá la mente libre,
y podrá escuchar"

desde mi lugar,
creo que solo así
él podrá dormir cual infante
y quizas
a mi se me quiten las ganas
de hablar...

Verònica dijo...

Este post me pegò para el lado de como nos "usamos" a veces.. senti eso... no se si la palabra usamos esta bien, pero me refiero a cuando no respetamos el deseo o la falta de deseo del otro... dejar vivir, y elegir con quien estar... quien y còmo ocupe un lugar bajo tus sàbanas.. un comùn acuerdo, necesitarse y darse pero con respeto por favoorrrr, un besote, me gustò leerte, Vero.

Ale dijo...

Nuevamente me mostras en la cara el motivo por el cuál elijo y recomendo este blog.

;)

el enemigo del pueblo dijo...

me acordaba mientras leía, de uno de mis tíos, que a veces decia que no podia ''hacer uso'' de mi tia porque ella esta con el ''problema''. Mi tía lo adoraba, sin embargo, y vivían en una armonía repleta de risas y bromas, tanto que eran la envidia de los vecinos.
será que todo es una cuestion cultural? también lo será lo que llamamos dignidad, respeto por uno mismo, respeto por el otro?
será que todo depende del cristal con que se mire?
Que bien escribis, mujer que dice la verdad. saludos.

Ojaral dijo...

Muy impresionante. Cómo cambiás el ángulo desorientando al lector, como si gambetearas un defensor detrás de otro. Cuando parece que la historia va a para un lado, te desmarcás y decís "no, va para el otro". Así 4 veces por lo menos. Una maravilla los diálogos. Y la descripción de la fellatio. Así me gusta que se represente una relación sexual, sin esquivar el bulto.
Te felicito!

MQDLV dijo...

dulce petit, sí... será que sí. igual, no siempre tenemos ganas de hablar con ellos, no?

vero, sí, eso creo. nos vivimos quitando la libertad de asumir lo que sentimos porque hay que cumplir con esos mandatos. ¿será que se puede volver atrás de esas no ganas?

Ale, muy lindo tu comentario! Gracias!

enemigo del pueblo, amigo mío... creo yo que, definitivamente, somos una fuking cultura.

Ojaral, será que a mí sí me gusta esquivar el bulto? (chiste fácil, sí, sí, asumido). Gracias, muchas!

Wonder dijo...

Pobre Juan. Estaba asqueado de la indiferencia de Laura.
Y me imagino que estaría harto ya de masturbarse una noche tras otra, cansado de esperar que su mujer quiera hacer el amor con él.
Por qué no repetirlo esa noche también??
Ahhhh, claro. Esa noche, ella tenía ganas.

Pobre Laura. estaba asqueada de la indiferencia de Juan. Pero esa noche ella tenía ganas... y este maldito indiferente sólo quería una paja.
Shit.

Indis Creta dijo...

Iba leyendo y solo quería ver como terminaba!
Muy bueno!
Que tristes son la indiferencia y los desencuentros.

Un beso

F.Guerra dijo...

Horrible y hermoso, como una caida. El brillo del desprecio...yo que se. Tr felicito.

MQDLV dijo...

hola, Wonder, hola Indis Creta... ¿y se podrá evitar?

F. Guerra, gracias por las felicitaciones... vengo de su casa, me tentaron el pollo con las papas, pero me mató la indiferencia!

BESOS!

Cas dijo...

Un, dos, tres Cas tratando de hablar otra vez pero avisa que todavía no puede... Vos sabés que tengo un problema sexual que me hace Fuh! y quede revuelta, paseando por las curvas de cada una de mis letras (pero ese es otro tema despues te llamo nena y te cuento. A que hora estás vos?Ah...on line on me claro) Y gracias claro por devolverme la falacia del coito ahi cuando todo era un suenio claro...porque no es lo mismo (y cómo me gusta Sanz...me maaata Sanz) el coito imaginado que aquel soniado porque del segundo uno despierta y del primero en cambio (porque no cambia) uno nunca (por la falacia) escapa. Y entonces vos nena sabes que nena? Cuchame bien: agarra todas esas palabras y mira fijo la bola no inscripta, esa que te aplasta y que a su vez es motor en tus dedos. La ubicas? Ubicas ese "no soporte"? Esa "cosa" imposible? Esas cosas de lluvia? (y lo de gotitas o gotita (pa el caso is de seim) me supero (jua) (tu invoque) te lo digo, ahora, aca) Bueh,te decía: agarra todas esas palabras y aquello que las impulsa cada vez y mira la bola. FIJO. Corre derecho a ella y tiratele encima, apoya tus manos en esa bola y movelas dale, hacelas bailar (flamenquito para mi)y asi de una significación haceme saltar a otra (como haces siempre guachitaaa!) Cerra los ojos y despues de escribir volve a mirar la bola. Es una canica (con enie que no tengo)no? La construiste vos. Una vez mas. La acotaste. Acotas malestar MQDLV y eso... eso es impagable.
Clap Clap Clap

Dcamps dijo...

Los amores más peligrosos son los que te dejan el insomnio tatuado en la almuhada.

MQDLV dijo...

cas... cuando me interpretás así, tan bien, cuando entendés lo que quise decir y lo que no dije, es que no puedo evitar recordar que sos mi preferida de por acá!
lo de la canica, lo de la canica es inmejorable! quiero tu blog. ¿ya te lo dije, no?
ah... estoy, siempre, de noche! llamame!

hola, dcamps... uf, cuanta verdad! gracias por pasar, me voy para allá! besos