viernes, 26 de junio de 2009

Los amigos que siguen igual

Parece que pasan dos cosas. Todo el tiempo. Como ese shampoo que limpia y suaviza, el dos en uno, como el ángel y el demonio, como el cielo y el infierno, que es casi lo mismo, bueno, como River, Boca, asado, vacío, sopa crema o caldito desgrasado. Hablo de la dualidad. Del quiero esto y después algo distinto. Del pienso así pero no compatibiliza con cómo siento. Del más vale que llegue temprano el momento en que pueda dominar el impulso, como para empezar a encasillar y hacer que todo esto de vivir salga un poco más fácil. Sí, más fácil. ¿Te acordás cómo? Es que todo estaba por venir y las esperanzas costaban menos estupidez. Tantas horas mirando el río, imaginando cómo seríamos ahora. Porque ya tenés 30, ¿sabés? Y pienso: cómo le pifiamos, eh. Vos allá y yo acá. Y ni mierda. Al menos nos une la nostalgia, que no es poco. Más bien diría que es casi todo.

A veces te extraño. Otras, ni me acuerdo de que existís. Por lo de siempre, imagináte. Es que te salía bien eso de contarle las letras a la palabra derrota y decir que era capicúa. Pero no es capicúa, te contradecía yo, y vos: claro que es capicúa. Es como yo quiero. Y nos reíamos. Y nos callábamos. Y amanecía, y medias lunas de La Farola a 3 con 60 la docena: lo último que nos quedaba y al otro día, domingo, robábamos yerba y unas galletitas de lo de la vieja.

Mi casa sigue oliendo a comida recién hecha. Todo el tiempo. Hoy llegué y había una torta de brownie en el horno. Sentí la dulzura desde la puerta y sonreí callada. El hogar está tibio ahora que es invierno, y como dice Maca, todos en la cocina se ríen y toman mate. Es verdad, a veces es un poco así. Pero otras, no tanto. Qué se yo, preguntale a Maca, ya le conté que me anda doliendo el estómago. Y tengo una arruga debajo de cada uno de los ojos. Ya no me cura el Fernet en botella de plástico ni la hamaca risueña del último Marlboro. De hecho, dejé de fumar y ahora que lo pienso, creo que debería revertir la decisión.

Tengo una foto tuya, esa que te saqué el día que se te cayó el diente. A mí se me cayó del culo y nadie quiere guardar la imagen. Es la dualidad, viste, esa que te contaba. Ese ir y venir de los días que no entienden si vivimos al norte o al este. Yo siempre te lo dije: vamos al este que se está mejor. Y vos, ni caso, siempre contradiciendo, te fuiste al norte y me dejaste rayando arrugas y derritiendo el cuerpo. No importa, está bien, nos une la nostalgia y, cómo no, las milanesas de tu mamá. Yo las sigo comiendo, de vez en cuando. Ella te guarda algunas en el freezer para cuando decidas volver. Y yo cada vez que entro a tu casa, abro la heladera marrón de la cocina y le digo: “Eva, no jodas, damelas a mí que el loco no se las merece”. Ella se ríe pero en el fondo se enoja, lo sé, y me dice que el nene va a volver lleno de plata, y el nene tiene treinta y ya seguro se quedó sin neuronas. A mí por suerte no se me dio por las drogas. Creo que hubieran acabado conmigo. Tal vez esa sea otra decisión que debería revertir.

El barrio no se parece en nada al que era. Porque ya no hay nadie acá y sabés algo que noté: los que quedamos tenemos otra mirada. Ayer, de hecho, me encontré con Caro. Se hizo Hare krishna. Y aunque le queda bien, le cuesta llevarlo, se le nota por cómo agarra la correa del perro. Vende comida naturista con su novio y duermen la siesta. Todos los días. Yo le dije que me parecía bien, pero a la cuadra siguiente pensé que no estaba tan buena esa vida. Qué se yo, viste. Eso que te contaba de la dualidad.

En fin. Te extraño. Se me dio por escuchar a los Héroes del Silencio estos días. Qué se yo. Espero que estés bien y que te vaya bien y que hayas encontrado eso que andabas buscando. Algo así. O, tal vez, aprovecho este espacio y te digo la verdad que tiene más que ver con que estoy segura de que no tenés idea de qué inventar para estar acá de nuevo y no sentirte un fracasado por eso, y que me extrañás a mí y a tus cumpleaños en la terraza con tu perra Panda meando todo, que estas almas significan más que ninguna playa. Pero te cuesta admitir. Lo entiendo. A mí también, si te deja mejor. Te diría que vuelvas, pero sé que mañana me puedo arrepentir, nos podemos equivocar todos y no resistir, por eso de la dualidad, que te decía, viste.

50 comentarios:

Estrella dijo...

Me hizo acordar a algunos pasajes de Rayuela. El tono justo para decir lo que se tiene que decir.

Las arrugas que crecen: qué ocurrencia.

Muy bueno, me gustó.

Mil Silencios dijo...

Creo que es la entrada que mas me gustó desde que ando dando vueltas por acá, por el tono cercano del relato quizás, o por la dualidad con la que está escrito. Felicitaciones, y si de algo sirve, no creo que debas revertir ninguna de tus decisiones. Un abrazo!

MQDLV dijo...

Estrella, siempre tan alentadora. Gracias por leer y contar! beso grande

Hola, Mil Silencios. Qué lindo comentario. Y sí, me sirve y un abrazo para vos!

Paulita dijo...

A mí también me gustó mucho! No fui tanto a tu casa, pero reconozco ese abrazo dulce como indicio de brownie y la complicidad de un desayuno improvisado...
Mi barrio parece el mismo, pero lo siento vacío; de los amigos que se alejaron y de los que eligieron quedarse, pero separarnos. Y se extraña, claro. Pero a la vez se hace lugar a otras historias, a nuevas interacciones. Y eso también está bueno, no? Beso!

Juli dijo...

Ay, nena, por Dios, qué bien escribís!!
Imposible destacar algo, tendría que transcribir el texto completo (aunque me gusto mucho "y me dejaste rayando arrugas y derritiendo el cuerpo.")
Maravilloso, en serio. Lo leí sintiendo esa cotidianeidad, esa nostalgia, esa dualidad.
Y, como dice Estrella, el tono justo para decir.
Muy bueno.

Beso grande!!

karinaloca dijo...

Hola Mujer! Me encantó el relato, simple, al punto y con la dualidad a flor de piel, como es la vida real!
Un saludito..

Pelado dijo...

Sin dualidad, no hay modo de vivir. Sin dualidad no hay textos viscerales como éste, escritos con ese dolor que, por pura dualidad, a veces es placentero.
Me gustó mucho. Salud!

Wonder dijo...

Esa dualidad... está tan metida en nuestra cabecita.
Hoy quiero pero no sé y mañana no voy a querer pero tal vez después quiera.
No, mejor quiero.
Ay, no, mejor me voy.
Me tengo que jugar??? Vos decís???
Noooo, pero no sé.
Te lo juro.

Magah dijo...

Dice tanto esta carta, mucho mas que dualidades!
Tenés una manera impecable de atrapar y decir, pero como bien sabés, los lectores, nosotros, crueles, que le damos el sentido que nos viene comodo,lo tomamos a nuestro modo, y yo morí con la última parte cuando entiendo que el chabón, tal vez solo esté esperando que le pidas que vuelva, por su cobardía humana, por esa frustración de volver cabeza gacha que nos es tan propia.
Ja quisiera que así sea, tal vez.

Besos enormes

MAGAH

Anónimo dijo...

yo vi su dualidad a través de lo que no decía. y lo único que me preocupó fue que no lo decía.
también sentí la dualidad del magnetismo, y la hoja de ruta previa que me había trazado.
así de torpe, decidido, cobarde y voraz, logré disipar mis dudas, al costo de romper todo.
ahora otra vez las ganas que nunca se fueron, pero que dejé de lado en su momento.
un sentimiento en background constante inalterable.

mi otro yo dijo...

Hola
y hoy tengo ganas de decir, de decirte. Sabes tus palabras se sintieron como mis ganas de volver hablarle, decirle que vuelva a mi ex mejor amiga bah a la mejor amiga que pude tener alguna vez.Pero no sé puedo, yo no puedo y tus palabras dicen por mi. Lástima que, Luci, no lea. En fin que lindo tu posto de hoy.

Te dejo saludos cordiales

Princesa Scarlatta dijo...

Me encantó! Suelo sufrir de esa dualidad que te hace sentir que querés pero a la vez no...

"Te diría que vuelvas, pero sé que mañana me puedo arrepentir, nos podemos equivocar todos y no resistir"

Genial eso... es como sentir el ahora y saber lo que se va a sentir en el futuro...

Me sentí muy identificada con tu texto... A l parecer no soy la única con dualidades crónicas...

Besos!!!

Dr. Flasche dijo...

Se puedo uno levantar por la mañana, y antes de ir a buscar el pan, visitar a los amigos aún con las lagañas en los ojos, y leer estas cosas, y sorprenderse...

Y entonces sólo pensar en chorradas, como la extraña pasión que siento por River, mil veces antes que Boca, por favor, aunque sea irracional y no sepa porqué...

Que a Heroes no los trago, no sé porqué sacan lo peor de mí,...

Chorradas. Dos chorradas, porque tenéis razón, porque los que se quedan hacen que el templo aguante, y lo mantienen arriba por si los otros, los que decidieron la libertad y el uno, antes que la responsabilidad y el otro, deciden volver, y eso, a mi parecer es injusto,

Y entonces, te pido perdón por el juicio ligero, y vuelvo con las chorradas,

Vamos, vamos River!

MQDLV dijo...

Hola, Paulita querida. Cómo no recordar aquel desayuno improvisado. Qué lindo que lo traigas a mi memoria. Estoy con vos: las nuevas intereacciones también hacen a toda esta cuestión.

Ay, Juli. Gracias, nena. De las muchas. De nuevo esto de sentir que a otro también le pasa, ese pequeño alivio que nos acompaña. Un beso grande, y hasta prontito...

Karinaloca, bienvenida por acá. Un placer. Vos lo dijiste: la vida real. La real realidad que va mucho más allá de cualquier ideal. Yo, al menos, la prefiero. Beso!

Pelado, qué gusto me dan tus palabras. Gracias, una vez más. Beso grande!

Wonder, nena. Te juro que yo tampoco sé. Tal vez por eso sea que estamos vivos! Qué bueno que lo compartas. Beso grande!!!

Magah, yo también pienso que ojalá sea así. Aunque sea un rato. Qué lindo tu comentario, gracias! beso!

Hola, Anónimo. Bueno, la verdad es que no se bien qué decir porque podrían ser mil cosas -eso de la dualidad, viste-. Tal vez sólo puedo contarte de mi sorpresa. Y saludarte, a vos y a tu background.

Hola, Mi otro yo. Qué bueno saber que de tus ganas de decir todo eso que dijiste. Vivir e ir acomodándonos en el asiento, mientras vamos. Saludos para vos!

Hola, Princesa. Gracias, nena. Y no, viste, parece que somos varios los que andamos de lado a lado. Un beso grande!

Hola, Dr. otra vez me sorprende, porque no había pensado en la categoría de injusticia de la situación. y creo que tiene razón. se lo digo nomás. vamos a pensar chorradas, que hacen bien! Salut!

¡Jotapé! dijo...

Hola MQDLV, me gustó muy mucho el relato. Muy íntimo.

Muy íntimo y a la vez publicado en internet, ¿es eso de la dualidad, no?

¡Beso!

nadasepierde dijo...

Creo que la dualidad es muy humana, uno es según el momento que está viviendo, y según como nos pegan las cosas...capaz frente a un mismo acontecimiento un dia somos de una manera y otro de otra distinta. Y no está mal, no somos de plástico, las cosas nos tocan y nos conmueven.
Leyendote, me vi a mi misma y a mi hijo que se esta yendo, capaz para no volver y lo que contaste me pegó fuerte. Quizas termine siendo la madre que guarde las milanesas en el freezer, por si vuelve. Terrible y al mismo tiempo, es bueno saber que es su vida y lo que quiere y lo hace feliz y que lo está haciendo.

me gustó como lo contaste.
un beso

Anónimo dijo...

entonces contame de tu sorpresa

.

MQDLV dijo...

Hola, Jotapé. Gracias. Y sí, no nos podemos escapar. Sólo amoldamos, ¿no?

Hola, nadasepierde. Qué momento. Me imagino. No soy madre, pero mi hermano suele irse mucho tiempo, y cada vez que eso pasa, me resulta muy movilizante. Después vuelve. Creo que todos vuelven. Gracias por compartirlo. Un beso grande.

Anónimo, con gusto.

HQDLV dijo...

DALEEEE LOCAAAA HISTERICAAAA LARGALEEE LA SORPRESAAAAAA A ANONIMOOOO!!!!.... :P

Las personas a veces se van sin irse...se quedan pero se van... es eso de la dualidad tambien. Los amores que se fueron pero las personas que se quedan. A veces es muy duro. Los amores que se quedan pero las personas que se van. A veces es mas duro. Dual.

MQDLV dijo...

jajajaja... ¿qué mierda te pasa con el amor? ¿te levantaste hipersensible?

Anónimo dijo...

atesoro la imagen de tu culo humano, tu sonrisa, tu saludo de esquina, mi palma de tu lengua, sí, mi palma de tu lengua, mi mano en tu pierna de milonga en un taxi de remate, tu p.q, la plaza a la vuelta, plaza francia, todas las plazas de francia, el chicle, el café, el agua mineral, la ensalada, tu sonrisa, mi "te espero" por tu alzheimer, acopio roles inesperados, el kpod acercado por vos, el gato de independencia, mis ojos en tu cuello, tus ojos en el espejo con mi espalda dibujada, lo tengo todo guardado bajo el colchón, donde tambien hay alguna pelusa nuestra.
pero sabés qué? eso ya es mío.

también el cuando dual te solté la mano, y aprendí que todo vuelve cuando actúo a contrapelo de mis ganas.


Pausa
(de M.B.)

De vez en cuando hay que hacer
una pausa

contemplarse a sí mismo
sin la fruición cotidiana

examinar el pasado
rubro por rubro
etapa por etapa
baldosa por baldosa

y no llorarse las mentiras
sino cantarse las verdades.


.

Anónimo dijo...

eh...?

Bolillo dijo...

Hasta el día de hoy todo lo que había leído tuyo lo había leído en tercera persona.
Como esas personas que cuando sueñan se ven a si mismos como si fuera en una película.
Por primera vez algo de lo que escribís me toca desde el rol de actor participante. Quizás porque estoy en la situación inversa y el que se fue y no volvió soy yo.
Y quiero confirmarte que es difícil, pero muy difícil, no quedar atrapado por la nostalgia de las cosas que ya no son.
No se cuánto hace que se fue, pero es muy probable que lo que vos guardes como recuerdo de él sea algo muy diferente a lo que él es ahora.
Vamos: no te pasa a vos lo mismo? Sos la misma persona que cuando él se fue?
Es muy jodido ver que cada vez que ves a amigos de toda la vida que viven en otro lado y que ves poco notás como es que cada vez tenés menos cosas en común.
Y eso duele. Duele mucho. Porque los querés. Porque compartiste con ellos los mejores años de tu vida. Porque tenés recuerdos de historias increíbles que dificilmente puedas volver a vivir.
Y notás que cada día el abismo que te separa de ellos es cada día más grande. Que ya no compartís las mismas cosas. Y que cada vez que te juntás es para emborracharte y recordar las pavadas que hacías en el secundario.
Pero, lamentablemente, no podés ir más allá, aunque quisieras. No hay puntos de encuentro.
Tengo que parar porque, debo admitirlo, me tocaste una fibra sensible.
Cariños.

MQDLV dijo...

Anónimo, creo -intuyo, pero creo- que no entiendo nada y me vuelvo un poco loca. Sólo sé: qué lindas palabras. Menos mal que existen. Y gracias por ese poema, tiene algo.

Bolillo. Hola, hola, hola. Como eso de la sorpresa que produce tomar un vino en la semana con alguien nuevo y en ese tren querer perpetuar la conversación, llevarla lejos de la que ocurrirá al viernes siguiente, cuando en esa mesa aparezcan los de siempre. Sí, entiendo. Y sabés qué. Todo tiene un consuelo para mí y es que estamos viviendo. Y brindo por eso. Beso grande!

a dijo...

todavía no hablaste de tu sorpresa.... y además te ponés un poco loca...

está mal querer tirar de la punta de esos ovillos?

me contás?

MQDLV dijo...

volví para decir que está todo muy lindo, pero que si me querés decir algo, hacelo directamente. claramente.

y vos, a, quién sos, que querés que te cuente...

a dijo...

soy el ánonimo que escribió lo anterior.
(sino perdíamos el hilo)

nada. hoy es una noche donde vi la luna.

MQDLV dijo...

pero yo no sé quién sos. no tengo hilo que seguir.

a dijo...

Perdón por la confusión.

anteriormente había escrito:
"yo vi su dualidad a través de lo que no decía...."

y

"atesoro la imagen de... "

al hilo de esos comentario me refería.


esto para quién era?:
"volví para decir que está todo muy lindo, pero que si me querés decir algo, hacelo directamente. claramente. "

saludos.

MQDLV dijo...

era para vos entonces.

Ese último momento dijo...

Ay por favorrr, pero qué lindo lo que acabo de leer. Recién estoy empezando con esto y entre tanta basura que uno encuentra por ahí me sentí satisfecha de ver que quedan algunos con coco y cuore para hacernos llegar estas cosas que llenan.
Mandale el link y que lea lo que escribiste, se tiene que volver!
a y Bolillo, amo a los hombres sin miedo a sentirse vulnerables.
Me encantó el: "también el cuando dual te solté la mano, y aprendí que todo vuelve cuando actúo a contrapelo de mis ganas."
hasta luego

elastichica dijo...

Siempre me asombra el que sin conocerme pone en palabras lo que pasa en mi cabeza. Te felicito.

Verònica dijo...

Mujer, lo primero es decirte que no me voy de Malegria, ahi lo aclarè en mis comentarios... termina una historia pero sigo yo, y sigo con el blog claro!!! Lo segundo es decirte que este ùltimo post me parece fantàstico... eso de la dualidad, a veces una opciòn es muy distinta de la otra y sin embargo resultan tan crecanas que no sabemos que hacer... como dicen "las dos caras de la misma moneda"...
A veces el pasado nos marca demasiado, necesitamos decirle cosas, aunque sea gritarselas desde lejos, quizas en el trajìn de estos tiempos que vivimos cerramos los ciclos sin dejar que espontàneamente culminen...
Un abrazo enoooorme, nos seguimos leyendo,

Vero.

MQDLV dijo...

ese último momento, sos nueva nueva en esto. ¿no pensás subir nada a tu blog? gracias por tu comentario.

elastichica, bienvenida por acá. y qué bueno lo que me decís. los leemos y gracias. un beso!

hola, Vero. menos mal, sabés que me gusta mucho leerte. así que seguimos por acá, seguimos viviendo, cerrando y abriendo. beso grande, nena!

a dijo...

mañana paso a desayunar un beso tuyo por lo de josé.

avisé.

a dijo...

(si llego. tengo que tramitar mi pasaporte)

MQDLV dijo...

ja ja! ok, te espero. haceme acordar que me lave los dientes!

WaitMan dijo...

la primera vez que la leo, vea.
Y reconozco que como en casi todos los blogs, empecé "releyendo" por arriba, como repasando. Y a medida que las palabras pasaban, me iba enganchando en su relato. Leyendo más pausadamente.
Y lo terminé disfrutando cada palabra.

Muy lindo. Saludos.

El Cochinillo exquisito. dijo...

Mujer que dice la verdad la puedo agregar a mis blog´s amigos?

El sentimiento de amistad tiene que ver con los que estan incondicionalmente y de toda la vida, pero tambien uno trata de ser amigo de quienes te lo hacen mas lindo y dicen la verdad...

Exquisitos saludos.-

Paulita dijo...

Iba a comentar otra cosa, pero el Cochinillo me dio antojo y ahora no me acuerdo qué era...!

MQDLV dijo...

Hola, Waitman, sos bievenido. Gracias por contarme tu sensación. Paso a visitarte...

Cochinillo, claro. Yo puedo hacer lo mismo? Qué placer. Lindo lo que dice, pa´variar

Paulita, sos tan ocurrente!

Besos pertut!

a dijo...

Muchas gracias EseUltimoMomento!
un piropo oportuno.

Vir dijo...

Tu posteo es uno de los mejores escritos que he leído en mucho tiempo. No sólo por la forma sino también por el fondo. Me sentí parte sin serlo y eso es algo especial, muy.
Realmente te felicito.
Hace bien leer algo así
Beso

Nadie Nunca Nada dijo...

No es este, acaso, un breve manifiesto del histeriqueo?
Saludos.-

MQDLV dijo...

Hola, Vir. Bienvenida y gracias por lo que me decís, como una caricia. Un beso!

NNN. mmm, vos decís?

a dijo...

Saqué pasaporte.
Azopardo cumbre de la fiebre porcina.
Salí disparado al trabajo luego de una noche de insomnio.

vane dijo...

Creo que es la mejor entrada que leí desde que navego el mundo blog. Mis felicitaciones y agradecimientos por reflejar tan fielmente algo que muchas veces no puedo explicar. Éxitos!

MQDLV dijo...

se agradece mucho, Vane. y espero que sigas pasando por acá. un beso grande!

Julia dijo...

Yo también escuchaba mucho Heroes, y de vez en cuando los vuelvo a poner. Pero nunca como antes.

MQDLV dijo...

Hola, Julia! Qué sorpresa que hayas llegado hasta acá abajo en el blog. Para mí tampoco será como antes! Un beso!