lunes, 13 de julio de 2009

Soy Bucay


Me pasó la sal y entendí. La miré a los ojos, sonreí liviana y le expliqué que la quería porque era capaz de pasarme la sal; porque su sal, en su casa, era así. Y me das esa sal, incluso antes de usarla, para que yo haga de mi plato algo más sabroso. Estaba claro que iba a reírse, casi asustada. Pero no me importó, le sugerí que tomara la idea como una metáfora y que supiera que yo acababa de entender que el mundo estaba dividido de muchas maneras y que entre esas partes están de un lado los que prestan su sal fresca y, del otro, aquellos que antes de brindarla, la humedecen y uno tiene que andar golpeando el salero para conseguir algún gramo. Y a veces ni siquiera así. Ni siquiera así.

23 comentarios:

Mr.Halls dijo...

Me gustan las sonrisas, especialmente las matizadas...
Y sí... es cierto: a veces hasta es preferible comer sin sal. O mejor: comer en otro lado.
Saludos.

El Cochinillo exquisito. dijo...

A veces es preferible tambien prescindir de un gramo...

Exquisitos saludos mujer.-

Ojaral dijo...

Peor es que a uno le escupan el asado. Aunque la verdad que si alguien se toma el trabajo de humedecer la sal, tiene que ser realmente perverso.
Muy buena interpretación, che. La verdad se descubre en los detalles.
Saludos!

Anónimo dijo...

Tal vez no sea que el mar esté cansado.

Tal vez solo tenga sed de algo más dulce..

Saludos flaquita

Espero estés bien.

Estrella dijo...

Hay un guiño ahí, de esos que no se olvidan.

MQDLV dijo...

Hello, Mr. Halls, claro, habiendo tantos llugares. Para qué insistir con los húmedos, ¿no? salut!

Cochinillo, y buscar algo más dulzón, en lugar de más saladito. Estamos de acuerdo. Saludos exquisitos.

Ojaral, gracias por reivindicar los detalles. Creo en ellos. Beso grande!

Hola, flaquita. Tanto tiempo. Estoy bien, gracias. Espero que vos también... beso!

Gracias, Estre! Guiño para vos. Beso grande!

Me voy a dormir. Chauchis!

Dr. Flasche dijo...

Srta.,

Te voy a escribir una carta. Me gusta escribir cartas, mientras tanto, ahí va el salero!

Si se humedece, es por el oceano, porque yo casi nunca lo uso, me gusta todo más bien soso, menos la ensalada...

abrazos!

A.C. dijo...

Hey! tengo ese mismo salero, el que parece una lamparita que da sal en lugar de luz, Ja!
Saludos.

¡Jotapé! dijo...

La taxonomía de las personas. Qué tema. Si te pasan la sal húmeda, también puede deberse a un problema ambiental. Si te la pasan antes de usarla, es otra cosa.

Nadie Nunca Nada dijo...

Perdón, haré una consulta: te dió la sal en la mano o la dejó sobre la mesa? No es un dato menor!
Gracias por las palabras aquí ,allá, y la bancada diaria, estimadísima.-

Princesa Scarlatta dijo...

Bien por la gente sin supersticiones que se pasa la sal de mano en mano!

Saludos!

MQDLV dijo...

Dr. Será un honor recibir esa carta. Usted vive a orillas del Mediterráneo, ¿no es así? Supongo que eso lo hace distinto. Yo sueño con vivir a orillas del mar. Saludo afectuoso, Dr.

A.C. Ja! genial. Me encantó el salero. Es una gran metáfora que sea como el elemento que da luz! Beso!

Hola, Jotapé. Estoy de acuerdo. Soy una convencida de que el entorno nos compone. Si hubieramos nacido en el Caribe, seguramente seríamos otros. Qué picardía, che. Beso!

Señor NNN, nada que agradecer, es un placer leerlo. Y lo de la bancada: algunos merecen el desbarranco nomás. La sal: sobre la mesa. A pesar de la incoherencia, no puedo más que respetar algunas supersticiones. Si no cuesta nada, por qué no. ¿No?

Hola, Princesa. Justo el otro día pensaba que hace mucho que no te veía aparecer. Yo soy algo supersticiosa. Mi máxima es que me levanto todos los días con el pie derecho. Y si tengo que doblar hacia algún lado, siempre elijo la izquiera -que se vive mejor. Cuestiones que uno se arma, vaya a saber why. Un beso, nena!

karinaloca dijo...

hola mujer! me gustó tu metáfora, pero prefiero los que pasan la sal de mano en mano, no sé porqué pero me late que son los más confiables. cada loco con su tema, un beso con gustito a mar!!

mi otro yo dijo...

Hola
Gracias por las palabras en mi blog, como siempre, leerte es un placer.

Te dejo saludos

RECOMENZAR dijo...

bellisimo escribir te voy a seguir

nadasepierde dijo...

Es bueno recibir lo que el otro tiene para dar.... o dar sencillamente eso que uno tiene para dar, sin otras necesidades ni explicaciones.
Y si la sal es en la mano, también, sin supersticiones, sin condiciones, de frente. Y que pase lo que pase.
beso

MQDLV dijo...

karinaloca, querida tengo tanta intriga de por qué mar andás. atlántico? pacífico? negro, blanco, azul marino?

igualmente, mi otro yo

Recomenzar, bienvenida. Te espero, te leo.

nadasepierde, hola! me gusta esa actitud! un beso pertut!

Verònica dijo...

mujer, mujer, lo importante de la sal y de las personas que la dan y que se dan como viene.. es el gustito, justamente eso tan especial que a veces ni siquiera es asi... pero otras entonces, en consecuencia, ES! y hacia ahì hay que mirar y ya lo vas a ver, vamos a saborear de nuevo...

muchos besos!

Vero.

RECOMENZAR dijo...

¿sabes? mi preferido es bucay también
besos
estamos conectadas

Mary Poppins dijo...

Uy que buena observacion de los detalles que pasan desapercibidos

La sal.... hay que estar listo para recibir y entregarla.
Pasate cuando puedas Mujer sincera!
Beso

Juli dijo...

"le expliqué que la quería porque era capaz de pasarme la sal; porque su sal, en su casa, era así."

Todo el post es maravilloso, pero simbólicamente destaco esta frase, que me encantó.
Muy bueno, nena. La tenés clara vos. ;)
Besote.

chica pastiche.- dijo...

Yo igual tiraría un poquito de sal para atrás. Nunca está de más seguir algunas supersticiones.

MQDLV dijo...

ey, locas! gracias tutes!